miércoles, 4 de enero de 2023

Lo que el poeta calló

 

LAVINIA
Úrsula Le Guin
Ediciones Minotauro Esenciales
2009

Lavinia es la única hija sobreviviente del rey Latino y de Amarta, de la casa real de los rútulos. Como hija del rey, lo asiste en los ritos a los dioses. En el bosque de Albunea, en el santuario de sus ancestros, ve una noche al espectro del poeta, que va camino de su muerte. 

El poeta le canta a Lavinia cómo fue la caída de Troya, tal como Eneas se la narró a la reina Dido de Cartago. Cómo salió huyendo con su gente, con su padre en hombros portando sus penates, y su hijo Anquises. Su esposa Creusa, muerta en Troya, se le aparece y le anuncia que creará un imperio en las tierras del Tíber, profecía que luego le confirmará la sibila de Cumas. 

Eneas, de Bernini

El poeta le cuenta que los oráculos le dirán a su padre que no debe casarla con un hijo del Lacio, sino con el extranjero que viene en camino. Y es que varios pretendientes de disputan su mano, entre ellos Turno, rey de los rútulos y sobrino de la reina, quien lo prefiere abiertamente. Cuando llegan los troyanos remontando el Tíber, el rey Latino hace un pacto con ellos y le ofrece Lavinia a Eneas en matrimonio, lo que desata una guerra a las puertas de su casa, iniciada por Turno.

Úrsula Le Guin (Berkeley 1929-Portland 2018) desarrolla en este hermoso libro un diálogo entre el espectro de Virgilio y uno de los personajes menores de su poema, Lavinia, a quien solo le dio "recatados rubores y escaso carácter". La autora es, también, una poeta que nos vuelve a narrar la Eneida sin la desequilibradora intervención de unos dioses llevados por sus pasiones, y le da a Lavinia la fortaleza y el carácter que Virgilio no le dio. Hija de reyes, reina, madre de reyes, junto con Eneas serán los fundadores míticos de Roma, antes de Rómulo y Remo, en la edad antigua.

A Eneas "el poeta le dio una vida, una vida grande, así que debe morir", mientras que Lavinia nunca descenderá "a las sombras que hay debajo de Albunea para ver a Eneas, alto entre los guerreros y reluciente en bronce", No hablará con Creusa de Troya, ni con Dido de Cartago, "orgullosa y muda", aún con las heridas que se infligió ante la partida de Eneas. Piensa Lavinia: "Vivieron y murieron como lo hacen las mujeres y como las cantó el poeta. Pero él, en su cantar, no me dio vida suficiente para morir. Solo me dio inmortalidad". Y vuela entre los árboles "batiendo unas finas alas que no emiten ruido alguno...Solo a veces mi alma despierta de nuevo como mujer, y entonces, cuando escucho, puedo oir el silencio, y en el silencio, su voz".

Este libro obtuvo el premio Locus 2019 a la mejor novela de fantasía. Úrsula Le Guin escribió numerosas obras, de fantasía, ciencia ficción, guiones, cuentos, entre ellos la saga de Terramar, La Mano Izquierda de la Oscuridad, Los desposeídos (ganadora de los premios Nebula, Hugo, Locus y Hall of Fame). Según su editora en Minotauro, Le Guin es una escritora que debe ser reivindicada. "Hizo una gran labor para dignificar la literatura fantástica y dotarla de un profundo humanismo: para ella la ficción, sobre todo la fantástica por su capacidad de ser universal y atemporal, era una de las mejores maneras, además de la experiencia, de entender a la gente distinta de uno" (En xataca.com)
Mapa de antigua Italia, en SPQR, de Mary Beard

sábado, 10 de septiembre de 2022

La memoria recuperada

LOS HIJOS DE LA DIOSA HURACÁN

Daína Chaviano
Editorial Grijalbo
2019

Daína Chaviano (La Habana, 1957) ha escrito una mezcla de thriller y fantasía con un trasfondo histórico que se mueve en dos tiempos: el siglo XVI y una época actual ficticia en la cual Cuba está haciendo una transición a la democracia.
Una niña es encontrada en una precaria balsa en el mar luego de una tormenta, aunque totalmente seca y con un trozo de fotografía en su mano. Es adoptada por un médico y su esposa en Miami, quienes la llamaron Alicia; ahora es grafóloga y criptógrafa, y viaja a Cuba a instancias de su tío adoptivo, arqueólogo, quien quiere enseñarle algo que ha descubierto. Al tiempo, ocurre un extraño robo en la casa de un profesor en Miami, y un asesinato; en ambas escenas se deja una figura de una cara con brazos curvos que parecen girar. Un inspector de policía cree que los casos están relacionados y que tienen origen en Cuba, su país natal, a donde viaja a indagar, pues ha sabido que la figura corresponde a una representación de Guabancex, la diosa de los huracanes que, junto con Iguanaboína, la deidad de la buena lluvia, forma una trinidad con Atabey, la madre universal.

 Imagen tomada de
https://mashedradish.com/2015/09/01/hurricane
/
Paralela a esta historia, un encuadernador converso y su hija Juana salen huyendo de España a principios del siglo XVI por acusaciones de un vecino envidioso y de su hijo ante la Inquisición. Llegan a un pueblo en Cuba, en donde los españoles han esclavizado a los indígenas taínos obligándolos a cultivar para ellos y a llevarles oro.  
El encuadernador habla taíno porque estuvo con Colón en su primer viaje, y Juana lo aprende porque se siente atraída por los indígenas. Como es usual en estas historias, el villano los persigue incluso en el nuevo mundo. Alicia, su tío y sus amigos también son acosados por el asesino de Miami, que busca algo que llaman "el Legado", un documento que impediría que la democracia volviese al poder en Cuba, y que ha sido celosamente guardado por una hermandad que existe desde el medioevo.
La historia atrapa con sus idas y vueltas en el tiempo, y las historias van enlazándose hasta llegar a un final que el lector ya ha intuido a lo largo del libro,pese a lo cual quiere saber más hasta terminar. Sin embargo, lo maravilloso de esta novela es el rescate de la memoria del pueblo taíno, sus mitos, creencias y rituales, y el terrible genocidio de que fueron objeto por parte de los conquistadores españoles, al punto que se creyó que habían sido borrados de la tierra; pero recientes descubrimientos han evidenciado que sobrevivieron, y que sus descendientes se encuentran hoy en las islas del Caribe.
Tomada de librosyletras.com

El libro tiene relatos y pasajes hermosos: cómo la luz se derrama como un aguacero sobre el bosque; la lengua de sílabas líquidas de los siboneyes; las luces que suben y bajan en el cielo; los forasteros de túnicas blancas que llegaron primero y desaparecieron con la llegada de los españores; los ritos de la cohoba; la protección de la Madre, la comunicación con los dioses, la sabiduría de los behíques; todo un mundo recuperado con la magia de las palabras de Daína Chaviano.

La autora fue galardonada en 1979  con el Premio David de Ciencia Ficción por su libro Los mundos que amo. Con su segundo libro, Amoroso planeta, comenzó "la exploración de lo que se convertiría en uno de sus leitmotivs posteriores: la fusión mitología/ciencia-ficción. Entre sus obras están, también, Historias de Hadas para Adultos, Fábulas de una abuela extraterrestre, País de Dragones, y La Isla de los amores infinitos (parte de una serie titulada La Habana Oculta). Los hijos de la Diosa Huracán ha obtenido tres premios: "Medalla de Oro (Florida Book Awards 2019) y primer lugar en dos categorías del International Latino Book Awards 2019: Best Popular Fiction (Mejor ficción popular) y Best Novel Adventure or Drama in Spanish (Mejor novela de aventuras o drama en español)".  Es licenciada en Lengua Inglesa de la Universidad de La Habana, y vive en Miami desde 1991.
[Datos tomados de "https://www.dainachaviano.com/pdfs/09_biography-es.pdf].